×

Unicaja obtiene un beneficio de 285 millones hasta septiembre, un 5% más | Empresas

Unicaja obtiene un beneficio de 285 millones hasta septiembre, un 5% más | Empresas

Logo de Unicaja en el exterior de una sede de la entidad.

Unicaja consigue, al fin, sobreponerse al abono de 64 millones del impuesto temporal. El banco ganó entre enero y septiembre 285,4 millones, un 4,9% más que en el mismo periodo del año pasado, según ha comunicado este lunes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). En el primer semestre, el banco cosechó aún un resultado un 13% más bajo que el ejercicio pasado, siendo la única entidad que estaba en esta tesitura.

Este paso adelante se produce en un trimestre clave: a final de julio dio carpetazo a su crisis de gobernanza con el nombramiento de Isidro Rubiales como consejero delegado para tratar de poner fin a la batalla interna por el poder entre el bando malagueño y el asturiano de Liberbank. Eso sí, el grupo tiene una tarea pendiente: mejorar la rentabilidad, que se situó en el 5,7% sobre su capital tangible, la más baja con diferencia entre los bancos españoles cotizados. Con estas cifras, los inversores han reaccionado con una caída en la sesión de Bolsa del 3,28%.

El crecimiento de los guarismos de Unicaja se apoya en el impulso de los márgenes derivado de las subidas de tipos de interés del Banco Central Europeo (BCE), al igual que ocurre con sus pares. El viraje de la política monetaria desde julio de 2022 ha supuesto el retorno de una parte del negocio bancario recurrente que se había esfumado durante la era de tipos cero o negativos. En concreto, el margen de intereses de la entidad malagueña se ha disparado un 25,4%, hasta los 973 millones. La otra parte de los ingresos bancarios, las comisiones netas, no están creciendo con tanta intensidad. Entre enero y septiembre, Unicaja se anotó 401 millones, casi un 1,8% más. “Estos resultados vienen acompañados de una mejora de la calidad de balance y del mantenimiento de una sólida posición de solvencia y liquidez”, añade el banco en un comunicado.

El incremento del margen de intereses se debe a la actualización de las cuotas de los préstamos, especialmente de las hipotecas a tipo variable, que suelen estar referenciadas al euríbor y se revisan habitualmente una vez al año. Por ello, hay una parte de la cartera que ya se ha revisado al nuevo precio del dinero, aunque hay otra que todavía tiene que crecer aún, como explica en la nota que todavía no se ha trasladado el nivel actual del euríbor a toda la cartera. De hecho, el sector espera todavía algunos trimestres de crecimiento, aunque ya con menor intensidad.

Este repunte esperado de los márgenes fue la justificación que dio el Gobierno para aprobar un impuesto extraordinario a la banca: los llamados beneficios caídos del cielo debido a una subida tan abrupta de los tipos de interés. La tasa, en principio temporal aunque PSOE y Sumar han acordado mantenerlo más allá de 2024, grava precisamente los dos guarismos ya citados, el margen de intereses y las comisiones netas.

Reducción de costes

Por el lado de los costes de explotación, Unicaja ha conseguido reducirlos un 2,2%, hasta los 573 millones de euros, por los ajustes realizados tras la fusión con Liberbank que han compensado las presiones inflacionistas. En concreto, si se fija la mirada solo en los gastos de personal, el descenso es aún mayor, del 4,9%. Según la entidad, este retroceso se produce al “materializarse las sinergias derivadas del 100% de los cierres de centros previstos y el 94,8% de las salidas de empleados contempladas en el ERE”.

De esta forma, el grupo malagueño ha conseguido mejorar su ratio de eficiencia hasta el 45,9% (cuanto más baja, mejor). Los expertos consideran que un banco empieza a ser eficiente cuando este indicador está por debajo del 50%. Eso sí, tanto en este cálculo como en el de la rentabilidad, el banco solo facilita el dato excluyendo el impacto del impuesto extraordinario.

En términos de solvencia, la ratio de capital CET1 fully loaded, el de máxima calidad, escaló hasta el 14,2%. Así, la entidad cuenta con un exceso de capital de alrededor de 680 millones de euros sobre el 12%, y de algo más de 500 millones sobre su objetivo fijado en el 12,5%. Sobre rentabilidad, una de las tareas pendientes de Unicaja, el retorno sobre el capital tangible (ROTE) se situó en el 5,7%, el más bajo con diferencia entre los bancos cotizados y eso sin contar el abono de la tasa temporal. “Tenemos un mandato claro para mejorar nuestra rentabilidad. No para ser un banco más grande, sino para ser un banco más rentable”, ha asegurado Pablo González, director financiero de Unicaja, en la presentación de los resultados con los analistas.

Respecto a la morosidad, uno de los termómetros más fiables de cuando vienen problemas en la economía, sigue bajo control: Unicaja cerró septiembre con una tasa del 3,39% y una tasa de cobertura del 65,8%. Según las últimas cifras del Banco de España, el sector cuenta con una tasa de impagos del 3,56% a finales de agosto, muy lejos del 13,62% anotado durante la Gran Recesión, en diciembre de 2013.

Las insolvencias de empresas y, sobre todo, de familias preocupan tanto a la banca como al Gobierno desde el inicio de las subidas de tipos de interés en el Viejo Continente. De ahí que pactasen la ampliación del Código de Buenas Prácticas para auxiliar a las familias endeudadas en apuros.

Menos recursos de la clientela y menos crédito

Por la parte del balance, los recursos de la clientela que maneja Unicaja se redujeron a cierre de septiembre de 2023 respecto al mismo mes del año pasado. En concreto, Unicaja cuenta con 87.536 millones de sus clientes minoristas, un 2,5% menos que en septiembre de 2022. “La base de depósitos de la clientela, muy granular y estable, presenta un alto porcentaje de particulares, el 75% del total”, resalta la entidad.

Donde sí recoge un incremento es en los recursos fuera de balance y seguros, que subieron un 3,2% hasta los 20.759 millones, “con crecimientos del 9,7% en seguros de ahorro, del 0,2% en fondos de inversión y del 0,7% en fondos de pensiones”. Esto se debe a la búsqueda de los clientes de una mayor rentabilidad por sus ahorros ante una remuneración escasa de los depósitos minoristas (del 0,47% en Unicaja, el más bajo entre los seis bancos españoles cotizados).

Por el lado del crédito, el grupo malagueño no es ajeno a la tendencia bajista del sector y cae el volumen de crédito concedido a las Administraciones públicas (-17%), a empresas (-14,8%) y a particulares (-2,5%). La cifra total se quedó en los 49.533 millones de euros, un 7,1% por debajo de la cosechada en septiembre de 2022, “en un contexto de contracción de la demanda de financiación, aumento de las amortizaciones anticipadas de créditos a tipo variable y la concentración de vencimientos de préstamos con aval del ICO”, ha argumentado el banco en su comunicado.

Si se observa el comportamiento de la financiación de las familias, se ve como la compra de vivienda se reduce un 3%, mientras que la financiación al consumo crece un 2,1%. Es decir, hay un retroceso en la financiación a largo plazo, pero se incrementa el de corto para poder hacer frente al encarecimiento general de los costes recurrentes.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance

Recíbela

Publicar comentario